viernes, 24 de abril de 2009

EL RASTRO, SERES Y ENSERES

No concibo las mañanas de los domingos sin El Rastro. Solo, acompañado por Alex en unas ocasiones y por la Encantadora de Serpientes en otras, y siempre con alguna de mis viejas y entrañables cámaras (Zenza Bronica, Zeiss Ikon, Rolleiflex,...) me sumerjo en sus bulliciosas calles. Procuro ahuyentar la pereza y me mezclo entre la algarabía de seres y enseres que me rodean. Un disparo, dos a lo sumo y a esperar que la magia del laboratorio responda en buena parte a mi mirada furtiva.


"Duele mirar la vida, flor que asusta,
cercenada por una mano injusta,
cada día pisada torpemente"

Leopoldo de Luis




















"...y procuró perderse entre la pintoresca multitud de buhoneros y mirones que inundaba las calles adyacentes a la Ribera de Curtidores, arteria principal del populoso rastro de Madrid, que tiene principio en la castiza plazuela de Cascorro y desciende con anchuras y turbiones de gran río tropical hasta su desembocadura en la Ronda de Toledo, arrastrando en los rápidos todas las variedades posibles de artículos, compraventas y trueques, como una inundación que se lo llevara todo por delante, lo más opulento y lo más ínfimo..."


Antonio Muñoz Molina. "Los misterios de Madrid"

3 comentarios:

Socayo dijo...

Una gran serie. Cada foto invita a ver la siguiente.

Douglas Rodríguez Olarte dijo...

Larga e interesante serie, buenos retratos, algunos muy especiales. Un abrazo

Nano dijo...

muy buena serie... felicidades